domingo, 27 de mayo de 2012

#FFdA (Finde Fondo de Armario) - sesión 2: clásicas


Capítulo 3: domingo.

Ya comenté en otro post mi afición a los castellers, con la que llevo casi tantos años como con la cerveza.
Hoy teníamos actuación, y escribo esto porque las cervezas a elegir dependían de si nos salían bien los castells o no. Afortunadamente a actuación fue en gran parte un éxito, y esta noche he abierto unos grandes caldos para celebrarlo.

No os podéis imaginar mi sentimiento de felicidad cuando he destapado mi caja de Westveleteren y he visto que aún me quedan 8! (y no hablo del pack de XII).
Aunque hace 10 años que no me acerco al monasterio, os puedo decir que he estado en el In de Vrede 4 veces, la mayoría con mi amigo Pere, y la última con mi señora esposa. En otro post os he hablado del maletero del Pere. Pues antes de beer rate, beer advocate y todo eso, nosotros ya cargábamos unas 100 botellas por viaje. Pere es un loco de las abadías de alta graduación y yo la verdad tampoco les hago ascos!

Entre otras cosas me he encontrado con una extinta "6" (tapón rojo) y con alguna "12" del siglo pasado!

Pero tampoco era plan de gastar todo lo "ahorrado" en una noche, así que de entrada me he decidido por una Westvleteren 6 ("caducada" el 2004) y una 12 (que no XII) cortesía del último viaje de Pere.

Pero que sepáis que he estado tentado de superar alguna de las fotos que he visto hoy, y hacer una cata con 4 Westvleteren diferentes!
La foto por cierto sigue sin ser mía, aunque se parece mucho a lo que tengo encima de la mesa.

Como describes los encuentros con una vieja amiga?
Pues igual hacía 4 o 5 años que no me tomaba una 6, seguramente de la misma caja y añada.
Las Westvleteren para mí tienen ese toque como de azúcar negro, y ese bajar cuello abajo de un buen coñac o whisky, potenciado aún más cuanto más vieja. Una nube dulce y cálida se queda entre el cuello y el cerebro y te hace escribir tonterías como esta.
Si no la habéis probado nunca, imaginad una Rochefort 8, y llevadla un punto más lejos... y dejadla en un armario unos añitos también...


Y como no todo va a ser bonito y perfecto, aquí viene quizá el único fracaso que podréis leer en todos los posts dels #FFdA, aunque era la crónica de una muerte anunciada.

No hace mucho me tocó vaciar del todo mi antigua habitación de soltero, en casa de mi padre.
Entre otras cervezas de mi colección de botellas, apareció alguna reliquia encerrada en un armario (esta vez sí) y todavía llena. A destacar una tal cual la de la foto, una Cuvée de l'Ermitage "pre-Grimbergen".
Seguramente, se la debí comprar a Santi, en mi primer santuario, el Maes de Sabadell.

Lamentablemente no se ha conservado bien, aunque quería aún recordar lo que fue. No me he querido jugar la salud, así que el líquido ha sido sacrificado en una sencilla aunque sentida ceremonia (y la botella vuelve a mi colección, of course!).


Para desquitarme, y en ello estoy aún, una Westvleteren 12, que no XII aunque del mismo año. Gracias de nuevo, Pere!
Las ganas de abrir una de las mismas, pero viejuna, han sido terribles, y he estado a punto de sucumbir al deseo, pero he preferido recordar primero la versión joven para poderla comparar otro día si mi memoria no me traiciona.

En una sencilla regla de tres, si la Westvleteren 6 se parece a la Rochefort 8, la Westvleteren 12 se parece a la Rochefort 10. Ahora, no decir nada más con semejante cervezón delante, es quedarse muy, muy corto.
Una cerveza oscura, poderosa a fuerza de malta, con ese mismo carácter dulce que me recuerda al azucar moreno (a mí, que conste). Embriagadora, con un gusto y un retroaroma persistentes hasta el extremo de que esta noche no voy a lavarme los dientes para dormirme con ellos.

Un consejo para la gente que tenga el pack de XII y no la haya probado aún. Tomar primero una cerveza de grado, para evitar un gusto fuerte de alcohol. No recomiendo tomarla como primera. Y después, intentad comprar una copa cáliz, abierta, tipo Chimay o el que viene en los packs de Grimbergen.

Bueno, y con esto doy por finalizada mi primera entrega de posts. Espero no haberos aburrido demasiado.

Salud y cerveza!