jueves, 4 de diciembre de 2014

#FFdA 6 - Una vuelta sòlo a medias

¡Hola de nuevo a todos!

Hace mucho, muchísimo, que no entro por aquí a explicar nada.
Me sigue gustando escribir, me sigue gustando la cerveza (¡por supuestísimo!), y me han pasado bastantes cosas de las cuales habría poder escrito... pero este ha dejado de ser mi medio. Al menos de momento.

Cuando empecé con el blog, mi entorno próximo (salvo excepciones) estaba alejado del tema cervecero y esta bitácora se convirtió en mi válvula de salida a mi verborrea maltosa y lupulera.

En otros blogs cerveceros, empezando por el del gran "culpable" (lol), vi a gente afín a la que me quería acercar y en este evento, el #FFdA, vi la oportunidad de colarme en el "grupillo".

Ha estado bien, me lo he pasado en grande leyendo, aprendiendo, y explicando mis batallitas pero... mi mundo ha cambiado.

El #FFdA 5 me pillo en una época de muchas prisas y poco tiempo (y de la que aún no he salido), pero quise por lo menos abrir una muy buena cerveza, para mantener la tradición. Conque el domingo por la noche abrí EL armario, saqué un buen caldo (lo siento pero no recuerdo cual) y una vez en el sofá me di cuenta de que no me apetecía comentarla en el blog y que hubiera preferido tomármela con mis amigos.


Así ha cambiado mi mundo: Para bien.

En mi "colla castellera", los Castellers de Sabadell tenemos ahora una nevera que muchos bares envidiarían (y me siento maravillosamente culpable...).

Con las cervezas de esa nevera muchos viernes y algunos miércoles surgen conversaciones fantásticas.Muchos de mis buenos amigos, tanto de la vieja guardia como algunos nuevos, comparten ésta mi afición. Incluso tenemos un grupo de whatssap sólo de cerveceo: los "cenosillicafòbics". :)

Hay sitios donde puedo tomar buena cerveza en Sabadell, hay sitios donde puedo comprar buena cerveza en Sabadell, hay sitios donde hacer una cerveza cojonudísima en Sabadell ¡Hasta tenemos una feria de la cerveza que mola mil!

Hace un tiempo vi como un conocido despedía su blog (de otra temática) porque encontraba mucho más inmediato y próximo el twitter. En su día lo encontré raro... pero ahora lo entiendo. A mi un poco también me pasa con el untappd.

Pues eso, que ya veremos cuando vuelvo a escribir por aquí, pero me parecía muy feo no explicar mi silencio en éste blog. 
Si a alguien le apetece ver en "que" me muevo, en mi untappd verá que no me he pasado a la pepsi max. ;)

No descarto escribir por aquí, igual en algún momento me vuelve a apetecer, o tengo alguna historieta larga.
Y ya que estoy aquí, y que los astros se han alineado, me voy a despedir a lo grande! 


¡¡¡Vamos con el #FFdA!!! (Viernes 28 de Noviembre)

Una semana antes se había presentado en el local de Castellers de Sabadell, la nueva cerveza "La Saballuda". En el fondo no es una nueva cerveza porque es la Puigmal 2910 de Moixeró, pero nos hace ilusión en nuestro 20 aniversario este pequeño homenaje "verde que te quiero verde, verde lúpulo, verde... camisa saballuda".
Como ese día no fui y aprovechando que el Pisuerga pasa por Valladolid, aquí que la pongo aunque no sea viejuna ni salga de ningún armario. Y me quedo tan ancho.

Para matar la noche, una nueva amiga que descubrí en la Fira de la Cervesa Artesana de Sabadell: la Vanilla Black Velvet.
¡Placer infantil en un vicio adulto! Pide un poquito de "guerra" antes, para que el alcohol no esté tan presente, pero si le pegas un poquito al "grado" antes, pues entra fantásticamente suave, la verdad.


¡¡¡Ahora sí!!! ¡¡¡Vamos con el #FFdA!!! (Sábado 29 de Noviembre)

El sábado entro ya en materia con dos cositas que guardaba en mi armario:

Por un lado una cerveza que ya saqué en otra edición: la 1000 nits de Art Cervesers.
Se ha conservado bien la "jodía". Se podría decir que "belguea" si no fuera por ese fondito de regaliz que le ha quedado. Las pasas ahora parecen al ron, lo que me encanta.
De primavera de 2009 al otoño de 2014... ¿quizá sean ya "2000 nits"?

Para cerrar la noche, una Moose Islay de Nomada, de cuando Sami embotellaba las etiquetas con gatitos molones. Un copazo contundente, para tomar a sorbitos. Café irlandés, con vainilla en vez de nata. Mmmmmmm.


Domingo 30 de Noviembre: La gran celebración

Si me habéis leído antes sabréis de mi afición por los "castellers", y que algunas de mis mejores cervezas han servido para celebrar nuestras mejores construcciones.

Este año hemos conseguido algo que nunca hubiéramos creído en nuestros 20 años de historia: hacer nuestra(s) primera(s) construccion(es) de 9 pisos (!) 

La celebración tenía que ser algo tan grande como esto:


(nota de sociedad: servidor es el canoso que aparece en 1:40 y que se ve todo el rato de espaldas con un brazo a cada lado. Que nunca se me ve, y aquí hasta demasiado y todo...)


Pues nada, que ya llevaba un mes retrasando la celebración cervecera de la temporada y al final se me ha juntado con el FFdA,  así que he abierto el armario, he sacado la caja mística y han aparecido las siguientes "cositas":


Increible que aún se deje beber... a ver mañana el estómago por eso.
(nota de día siguiente: sin problema)

No ha perdido del todo el puntito ácido, aunque con los años se ha "cocacolizado", por decirlo de alguna manera, y por poner un símil.

Más cálida que "la del año", lo que encuentro curioso en una cerveza de poco grado, ha pasado muy bien y muy rápido. 

Si alguien no se lo quiere creer lo entenderé perfectamente, porque yo hubiera apostado que el orden de los hechos sería abrirla, catarla y tirarla.

¡Me alegro mucho de haberme equivocado!



Con un algo más de grado ya es más fácil sobrevivir, siempre y cuando te gusten las cervezas belgas "viejunas" en grado sumo.

Buscando información sobre su adquisición por Grimbergen me he encontrado esta entrada de Petroleos Blog, en la que me encuentro muy muy cómodo con su nota de cata. Yo no sabría decirlo ni la mitad de bien, así que ni lo intento. Suscribo y digo "idem" a la mayoría de cosas.Además tiene una muy buena documentación histórica.

Para añadir algo, recuerdo con mucho cariño la versión "Christmas" de 9 grados que en los 90 Santi (Maes de Sabadell) casi acaparaba del mercado. ¡La habíamos llegado a beber hasta mayo!

En fin, una buena forma de utilizar esta copa por última vez, y retirarla al fondo de la vitrina.

Y de jubilar una copa... a estrenar otra (aunque de nueva no tenga mucho)

Ya que esta entrada del blog es como una especie de despedida, y que el "FFdA" es una especie de "a ver quien la tiene más larga" en versión cervecera, vamos a salir por la puerta grande de la Maestranza a hombros y con gritos de "torero torero"... o quizá de "cabróooooooooooooooooooooooooooooooooon". Jajajajajaja.



La joya de la corona, que guardaba para una gran celebración. 

Hubiera jurado que este pack lo traje de mi primer viaje a Bélgica (1993), pero mi colega Pere recuerda que lo compré en el segundo (1997) y confiaré en su buena memoria. Del tercer viaje en adelante ya no puede ser porque los monjes se modernizaron y ya viene la fecha impresa en el tapón.

Redonda redonda hasta el nivel molecular o vete a saber si el homeopático, cálida en cuerpo sangre y alma hasta el hipnotismo con dejes de sexo tántrico, cojonuda hasta el nivel "te cagas en las bragas" plus ultra con agravante de alevosía, nocturnidad y falta de arrepentimiento. 

Hoy no me lavo los dientes y ¡ya veremos si mañana desayuno!

Quien lea esto y haya dejado envejecer alguna vez una trappiste o similar me entenderá, y quien no pues pensará que soy un exagerado de mil pares de narices, pero en este momento me preocupa más bien poco, la verdad. 



Despedida (también sólo a medias)

Acabadas las cervezas, toca el momento de cerrar, con algo de pena, esta entrada.

Pues lo dicho, un placer haber compartido algún ratito por aquí con los grandes monstruos de las bitácoras cerveceras. Lamento no haber coincidido "en vivo" con nadie todavía, aunque si a alguien le apetece cualquier ocasión es buena... ¡y más con una cerveza!

Saludos a todos, y hasta pronto... o siempre... o ¡yo qué sé!